Impacto emocional del COVID-19 en el consumo de los colombianos.


Durante las últimas semanas, hemos visto no solo en Colombia sino en el mundo, cómo el comportamiento de compra de las personas se afecta por sus estados emocionales, tal es el caso de la exagerada compra de papel higiénico que algunas personas hicieron en los supermercados. Lo anterior demuestra que la teoría económica clásica, que plantea que los seres humanos toman decisiones racionales ha sido una vez más debatida por la psicología económica, cuyo argumento principal es la influencia de las emociones en la toma de decisiones.


Según el Neurocientífico portugués Antonio Damasio, el 85% de las decisiones que se toman son emocionales.


Las emociones que más se presentan en el proceso de compra son felicidad, miedo, ira y tristeza. Las respuestas a estás emociones nos llevan a ejecutar una acción, entre las que encontramos la compra de un producto o servicio, el rechazo del mismo, el sentido de pertenencia o la consciencia social. Siendo está última, la clave más importante para superar la crisis actual.


Tomando como referencia el estudio realizado por Nielsen Colombia, durante las dos primeras semanas de marzo, se incrementaron en un 12% las ventas de los supermercados en Colombia. En donde las 10 categorías que tuvieron mayor crecimiento se pueden apreciar en la siguiente gráfica.

Los alimentos representaron el 50% del top de las categorías con mayor crecimiento con un 38% en promedio, seguido por los productos OTC con un 31% y los productos de aseo con un 28%.


Así mismo, el estudio presentó las categorías con menor crecimiento, las cuales se ven a continuación.

Las chocolatinas fueron las que menor crecimiento tuvieron, quizás porque es un producto que habitualmente lo compramos para momentos de celebración y alegría o en palabras populares para endulzar la vida. Llama la atención que de las diez categorías que menos crecen el 40% corresponden a bebidas alcohólicas, las cuáles en promedio decrecieron un 16% sus ventas. Lo que demuestra que el colombiano le dio prioridad a productos alimenticios que garantizan la sostenibilidad en la cuarentena.


El apoyo de muchos empresarios ha sido clave en estos momentos contrarrestando el temor que algunos colombianos tienen frente a posibles despidos. Los supermercados han tomado algunas medidas entre las que se encuentran: garantizar el abastecimiento de productos de primera necesidad, limitar el número de personas que pueden ingresar al establecimiento en donde se ha definido un pico y placa teniendo en cuenta el último número de la cédula del cliente, horarios especiales para mayores de 60 años y mujeres embarazadas y finalmente limitando la compra de unidades, asegurando que la oferta de productos llegue a un mayor número de colombianos.


Sin duda, uno de los sectores que está aportando al mantenimiento de procesos operativos de muchas empresas y al entretenimiento o información de los colombianos es el sector de las TIC´s, razón por la cuál en el estudio realizado por Nielsen, se les pidió la opinión sobre la tecnología y estás fueron las respuestas:


El 90% de los colombianos indica que la tecnología podría ayudarlos a simplificar/organizar su vida en los próximos 2 años

El 93% de los colombianos estaría dispuesto a realizar el mercado online en los próximos 2 años versus 85% en Latam

El 84% de los colombianos estaría dispuesto a realizar un “auto-checkout” en el punto de venta versus 80% en Latam.


Con las anteriores cifras podemos anticipar que las TIC´s marcaran un cambio en la forma como hoy se aborda el trabajo, el estudio, las relaciones y especialmente el cuidado del medio ambiente, garantizando que todos tengamos una mejor calidad de vida.


Los resultados del estudio son claros y se puede evidenciar que la emoción que prevale en el consumidor colombiano, en este momento, es el miedo y por ello decidió aumentar las compras de productos no perecederos para abastecerse por más tiempo e incluir productos desinfectantes como hipoclorito de sodio y jabones antibacteriales, dejando a un lado los productos que habitualmente se compran cuando la emoción predominante es la alegría, como es el caso de licores y chocolatinas.


Por otro lado el miedo a la soledad por el aislamiento y la necesidad de comunicación, hace que el consumidor colombiano valore la calidad del servicio que prestan las empresas de telecomunicaciones, logrando en el corto plazo vínculos emocionales más altos hacia estas marcas.


No podemos dejar atrás el compromiso que cada colombiano tiene con la sociedad, porque está emergencia que vive hoy el mundo, solo será superada si acatamos las normas de no salir de la casa, si lavamos nuestras manos como mínimo cinco veces al día y si usamos los recursos tecnológicos con responsabilidad.


Fuentes:

* COVID-19 Tracking the impact of FMCG , Retail and Media. Nielsen Scantrack 2020

* Por qué hacemos lo que hacemos, John Bargh. Editorial Penguin Random House 2018

* El error de descartes, Antonio Damasio, Editorial Liberdúplex, cuarta impresión 2015

* La ciencia del consumidor, Ignacio Bellido. Editorial Sinindice 2019

* Cómo decidimos, Jonah Lehrer. Editorial Paidos 2015

161 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Social Icon

© 2020 InBrain. Laboratorio Científico