Cómo nuestro cerebro percibe y reconoce un logotipo


Hay mucho más en juego en el cerebro de lo que parece cuando vemos los arcos dorados de McDonald o el simbolo (swoosh) de Nike. En 400 milisegundos, un logotipo puede desencadenar respuestas emocionales e incluso el cambio de comportamiento. La neurociencia nos dice que los logotipos y las marcas - detrás de ellos - pueden activar partes del cerebro de una manera mucho más profunda de lo que habitualmente pensamos.

De hecho, las marcas más queridas por las personas, desencadenan respuestas en las mismas áreas del cerebro que procesan las relaciones humanas. Por lo tanto, si amas a tu iPhone, al ver el logotipo de Apple en realidad puede avivar los sentimientos cálidos y de placer.

Con la finalidad de darnos una idea de todo lo que acontece en nuestro centro de procesamiento, LogoMaker ha realizado una investigación que determina la forma como vemos los logos.

Datos tan interesantes como el que no existe una zona única del cerebro que procese los logos, ya que está varía dependiendo de la función que preste y el tipo de producto.

En la siguientes imagenes se pueden apreciar las zonas del cerebro que se activan al momento de recibir un estimulo

Cuando miramos una imagen difusa de algún logo, la zona del visual cortex, se activa identificando el color y las formas del logo

Cuando asociamos la imagen gráfica (logo) a la tripografia (letras), se activa la región cerebral encargada de la memoria.

Cuando se asocian caracteristicas del producto o servicio, nuestro cerebro activa la zona prefrontral encargada del reconocimiento y el significado

El color, las formas y el significado son aspectos importantes a tener en cuenta, al momento de diseñar la imagen gráfica de la marca.


319 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Social Icon

© 2020 InBrain. Laboratorio Científico